05/26/13

Remo

Remo
Esta es una de esas ocasiones en las que, quieras o no, has de recurrir al Photoshop. Esta foto está hecha desde el puente de Triana, en Sevilla. Quien haya estado en Sevilla sabrá que el agua no tiene este color. Tenía dos opciones: dejar el agua turbia y descolorida o cambiarla a otro color más alegre y natural.

Comparte si te gusta: